Por qué visitar Valencia en bicicleta es la mejor opción

Pedalear por Valencia es la mejor manera de explorar la ciudad y moverse de manera eficiente, no solo la ciudad es muy plana, también esta pensada para ciclistas y apasionados de bicicletas con más de 150 km de carriles bici. Estás de vacaciones, no quieres perder el tiempo moviéndote a pie o con los transportes públicos para visitar las atracciónes, pero aún asi no quieres perderte la ciudad en tu itinerario, por lo que alquilar una bicicleta es la mejor opción. El clima es bueno durante todo el año, lo que lo hace perfecto para andar en bicicleta, explorar y experimentar lo que esta increíble ciudad tiene para ofrecer. Valencia está diseñada para aparcar bicicletas con muchos palos para bicis repartidos por toda la ciudad, y con nuestro sistema de candado de Flight Mode puedes estacionar fácilmente donde lo necesites.

Si no sabes por dónde empezar tu visita en bicicleta, ¿por qué no el parque Turia? (a tan solo 2 minutos de nuestra tienda) el espacio verde que recorre la ciudad tiene nueve kilómetros de largo. Con sus palmeras, fuentes, naranjos y su precioso puente de las flores, El rio Turia es el escenario perfecto para un primer viaje en bicicleta por Valencia y, lo mejor de todo, puedes seguirlo hasta la Ciudad de las Artes y la Ciencia para luego bajar hasta la playa y el Cabanyal.

Asegúrate de permanecer en los carriles para bicicletas designados dentro del parque y el viaje será pan comido! También puedes salir del parque usando cualquiera de las rampas que se conectan con las carreteras principales a ambos lados del parque.

Mientras estés en el parque, merece la pena una parada para visitar los jardines de Vivero (justo a lado del parque Turia) que formaban parte del Palacio Real. Con sus setos recortados, fuentes, rosales y esculturas, es un lugar de ensueño que no querrás perderte. En verano la explanada central se convierte en sala de conciertos, y en primavera las pasarelas se llenan de puestos de libros durante la Feria del Libro, así que consulta siempre el calendario de eventos!

Después de pedalear por el Turia, y una vez que hayas llegado a la playa, puedes aparcar las bicicletas y relajarte durante una hora en la arena dorada del Cabanyal. Las bicicletas Flight Mode tienen una cesta y un accesorio en la parte trasera para cualquier equipaje, así que ¿por qué no llevar un libro y una toalla de playa y tomar el sol?

Te puede interesar: El Cabanyal y Benimaclet, dos barrios con encanto escondido

Si aún anhelas explorar más, pedalea a lo largo de la playa hacia arriba y en unos 15 minutos llegarás a Port Saplaya, un hermoso y pequeño lugar con coloridos edificios, flores y pequeños barcos que se balancean. Asegúrate de pasar por uno de los muchos restaurantes bonitos y prueba los calamares y el pescado recién pescado. Además, este es el lugar perfecto para tomar fotos para tu instagram, Port Saplaya ha sido apodada la “pequeña Venecia” de Valencia por su belleza.

Después de descubrir la playa y el parque, es posible que desees regresar al casco antiguo para descansar o picar algo. Recorre el mismo camino de regreso al parque del Turia y luego puedes girar a la izquierda hacia el Barrio del Carmen cuando llegues a la primera torre: Torres de Serranos. O puedes volver directamente a la tienda, devolver la bicicleta y luego caminar por la otra torre: Torres de Quart, y terminar la tarde paseando por el casco antiguo, descubriendo su belleza histórica mientras disfrutas del atardecer.

Te puede interesar: Descubre a fondo el corazón de Valencia: El Carmen y el centro histórico